Datos personales

Mi foto
Soy una Persona Con Discapacidad Neuromuscular y lucho por un mundo accesible y de igualdad. No queremos Lastima, queremos Igualdad y decidir sobre como queremos vivir.
NO HAGAS NADA POR NOSOTROS , SIN PREGUNTARNOS A NOSOTROS!!

UNETE A LA LUCHA!

miércoles, 20 de julio de 2011

Dos pacientes psiquiátricos contrajeron matrimonio


Marta y Oscar son desde hoy marido y mujer: finalmente lograron hacer realidad su deseo de casarse luego de que la ley se los impidiera durante años por ser pacientes psiquiátricos, en su caso externados del Hospital provincial “Alejandro Korn”, de Melchor Romero; una historia de amor que da cuenta que, aún desde la mayor de las adversidades, es posible construir un proyecto de vida.


El ansiado “Sí, quiero” fue posible gracias a las nuevas perspectivas que abre la ley de salud mental, el arduo trabajo del equipo terapéutico del hospital provincial, y el apoyo del Poder Judicial, lo que significa un avance en el acceso al derecho para aquellas personas en situación de insania.

El ministro de Salud de la Provincia de Buenos Aires, Alejandro Collia, celebró la unión de Marta y Oscar, y consideró que “la ley de Salud Mental es muy importante para que la problemática sea reconocida y abordada por la comunidad, y así se garantice la atención y la reinserción plena y total” de los pacientes.

Marta es oriunda de Ensenada y tiene 58 años. Ingresó al sector mujeres del psiquiátrico en el año 1974 y luego de vivir 23 años en la institución pasó a la Casa de Pre Alta del “Romero”, donde conoció a Oscar, su novio desde el año 2000.

Oscar, hoy su esposo, es un salteño de 54 años que estuvo internado por 7 años en el mismo hospital. Después también fue externado y derivado a la Casa de Pre Alta, donde reinició su vida en comunidad.

La pareja, que convive desde hace 9 años en una pensión, tenía pendiente fortalecer ese vínculo amoroso con el matrimonio; pero ese deseo no se podía materializar por las dificultades judiciales que representaba la situación de ser pacientes psiquiátricos, inhibidos en sus derechos.

La persistente gestión del equipo de salud de Melchor Romero, apoyados en la nueva legislación nacional en materia de salud mental, y en especial la Convencion Internacional de las Personas con Discapacidad, permitió finalmente un nuevo avance en los derechos de los pacientes psiquiátricos.

Las gestiones impulsadas desde 2004 ante el Poder Judicial alcanzaron una respuesta favorable en diciembre del año pasado, cuando Oscar pasó de insano a inhabilitado. Aunque aún implica para él ser una persona tutelada, puede tomar decisiones en cuanto a su vida civil, tan importantes como casarse o votar en las próximas elecciones.

“Para nosotros esto implica mucho más que la celebración por un matrimonio ya que celebramos el acceso igualitario al derecho de aquellas personas con alguna discapacidad mental”, explicó Cara Weber, trabajadora social de la Casa de Pre Alta y del hospital provincial “Dr. Alejandro Korn”.

Weber agregó que “el caso de Oscar y Marta es emblemático por el tiempo que llevan externados y luchando para poder casarse, porque acceder a los derechos también es una cuestión de salud”.

Los cambios en el sistema de salud mental y las nuevas experiencias impulsadas desde el hospital público “Alejandro Korn”, permitieron que Marta y Oscar iniciaran un nuevo camino en su vida, desde la sala de internación psiquiátrica, hasta llegar a la Casa de Pre Alta y alquilar su propia pensión.

La historia empezó a tener un nuevo capítulo a partir de la decisión judicial que hizo posible obtener una fecha para la ansiada ceremonia del casamiento civil, que finalmente se concretó hoy en la Delegación del Registro Civil de calle 6 entre 42 y 43.

Después del sí, los novios celebraron uno de los días más especiales en sus vidas durante una fiesta que se realizó en la sede de la Casa de Pre Alta -dependiente del hospital “Korn”-, de calle 56 entre 9 y 10, acompañados por los profesionales y compañeros de vida del lugar.

“La autorización se consiguió hace apenas una semana, así que el festejo lo armamos bastante rápido y junto a los novios con todo el equipo de profesionales, personal de la Curaduría, y con donaciones que fuimos consiguiendo”, comentó Weber.

Casa de Pre Alta

La Casa de Pre Alta del hospital provincial “Alejandro Korn” se inauguró el 10 de diciembre de 1987 y se trató del primer centro de salud mental de la Provincia ubicado fuera del manicomio, lo que constituye un dispositivo fundamental para la externación de los pacientes psiquiátricos.

El centro comunitario que está ubicado en una casona antigua de la calle 56 entre 9 y 10, atiende en la actualidad a 90 pacientes externados o a punto de lograrlo, y cuenta con profesionales que brindan asistencia psicoterapéutica, psicológica y social.

“La nueva ley de Salud Mental consolida una práctica que intentamos llevar adelante, porque la idea es que la casa sirva como apoyo de un sistema de externación, de hecho este tipo de externaciones tienen un 90 por ciento de efectividad, salvo en los casos que se abandona el tratamiento”, explicó Weber.

La Casa de Pre Alta dicta talleres de formación laboral, plástica, arte y también brinda asesoramiento jurídico sobre beneficios sociales. Los pacientes se trasladan por su cuenta, tanto desde el hospital como desde sus domicilios, y algunos asisten todos los días, de acuerdo a las necesidades de cada uno.

El hospital de Melchor Romero cuenta además con otros dos centros de día para fomentar la reinserción de los pacientes externados, que son el “Pichón Rivière”, en 37 Nº 573 y el “Franco Basaglia”, ubicado en 49 Nº 1114, ambos en La Plata.

Los tres centros de pre alta coordinan a su vez la tarea de las casas de convivencia, porque una externación es un camino gradual que necesita transitar varias etapas, en las cuales los pacientes deben ser acompañados para no volver al psiquiátrico.

Mediante estos dispositivos, el hospital neuropsiquiátrico Alejandro Korn de Romero logró en la última década y media la externación de 1.200 pacientes, y en la actualidad cuenta con 940 camas. El objetivo es que estos pacientes puedan recuperar un proyecto de vida, que lo pierden al permanecer tantos años institucionalizados.

1 comentario:

Indian Pharmacy dijo...

que linda historia, creo que para el amor, no hay circunstancia ni barrera que pueda ostaculisar, y queda demostrado aca, ellos seguarmente van a ser muy felices, les deseo mucha suerte y felicidad..